Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Viejo Archivo’ Category

Carta de Despedida

birrete1.gifPor: Leyra E. González Pérez

Estudiante de Periodismo

Aún no puedo creer que sólo me resta una semana de clases. Dejaré de ser estudiante de bachillerato y entraré a la “realidad”.

Sonará un poco trillado, pero ciertamente parece que fue ayer cuando andaba perdida por los edificios del recinto buscando la Oficina del Registrador y los salones de clases. “Todo lo que me falta”, decía en primero, segundo y tercer año. Ahora simplemente es “Ya no me queda nada”. Debo aclarar que espero con ansias entrar al mundo laboral y poner en práctica todos los conocimientos adquiridos a través de los años pero es difícil combatir la nostalgia de los últimos días.

Puedo decir que viví todas las experiencias de un estudiante del recinto de Río Piedras. Las clases en ‘generales’ en primer año, tomar cursos a las 7:00 a.m., la espera por un buen estacionamiento y hasta el corre y corre los días de matrícula. Debo añadir las asambleas y huelgas decretadas y las noches perdidas de trabajos y estudios.

También participé de muchas actividades culturales. Desde las obligadas por algún profesor de Español hasta las que fui a ver por entretenimiento. ¿Recuerdan la presentación de Don Omar en el Centro de Estudiantes o la de Tommy Torres? Yo estuve allí. No debo dejar mencionar el orgullo que sentí de poder disfrutar de una obra en el recién inaugurado Teatro de la universidad.

Recientemente me he cuestionado de las cosas que quizás debí haber hecho, como un viaje de intercambio o pertenecer a alguna organización estudiantil. Ya no hay tiempo, será en otra ocasión o en otra vida.

Si de algo estoy segura es que como yo, otros miles de estudiantes culminarán sus estudios este semestre. Quizás no compartan mi satisfacción como estudiante y orgullo de ser ex alumna de la UPI, pero el final ha llegado.

Siempre estaré agradecida de todos los profesores que tuve de frente. Jamás olvidaré los tantos momentos de alegría y estrés que tuve a lo largo de mis estudios.

A todos mis compañeros, nos vemos en mayo en nuestra graduación.

Anuncios

Read Full Post »

Un mural en el Teatro.

Por Nadya A. Peruchet Rivera

Estudiante de la Escuela de Comunicación UPR

Cualquiera que pase por el área donde está ubicado el Teatro de la Universidad de Puerto Rico Recinto Río Piedras (UPR-RP) ha notado el mural que se está llevando a cabo y el pequeño campamento alrededor. El Corazón de las Artes, título del mural, es realizado por el grupo de estudiantes La Vanguardia y el Colectivo Pro- Teatro que comenzaron hacerlo desde el pasado lunes, 30 de octubre.

El mural, con un tamaño estimado de 25 pies de ancho por 38 pies de alto, ha traido controversia en la comunidad universitaria, ya que el mismo es en forma de protesta a la actual situación del Teatro. Lourdes Santiago, del Comité de Propaganda y Actividades de Pro- Teatro, explicó que el mural es una ” expresión cultural limitada, porque no existe otro espacio en donde hacerlo”. Este es una forma de manifestar la frustación que siente una parte de la comunidad estudiantil de UPR- RP en relación a la privatización del Teatro y los servicios de la institución.

El Colectivo Pro- Teatro es un grupo de estudiantes voluntarios compuesto por diferentes organizaciones, facultades y profesores que se han unido en reclamo para exigir a la instución que no se privatize el Teatro de la UPR.

Santiago mencionó que el campamento que se formó frente al mural es para proteger la obra, ya que según ella, han recibido amenazas por parte de la Administración de la UPR de “pasar el rolo” o repintar el área donde se realiza el mural. La joven estudiante de Sociología relató que el grupo pidió permiso a la Administración para crear el mural. Santiago dijo que el permiso fue denegado porque la institución considera el mural un acto de vandalismo por su tamaño.

Read Full Post »

Por Alejandra Rivera Rodríguez, Reportera de Paréntesis

Cuando ingresé en el 2004 al recinto riopedrense de la Universidad de Puerto Rico conocía de huelgas, falta de cursos y edificios enfermos. Las malas lenguas de la Iupi ya me habían informado de varios problemas que enfrentaría durante mi bachillerato. Comencé mi primer semestre un poco desanimada pero ansiosa por mi nueva vida universitaria. ¿Te preguntarás, qué tiene que ver mi vida con los edificios enfermos? Lo cierto es que la vida de todos/as depende de estos edificios. Como todo “prepa”, tomé clases en el legendario edificio de Generales. Famoso por sus problemas con los acondicionadores de aires, la invasión de hongo que causaba olores en los salones, y ¡todos aquellos días libres por arreglos al edificio!

Durante esos dos primeros semestres conocí el término de edificio enfermo. Para ser sincera, ese tema nunca me importó mucho, vivía mi vida conforme a lo se aparecía en el camino. Sin embargo, recientemente me di cuenta que no puede ser así. Supe que la proliferación de hongos no es un simple problema de los edificios que la Administración del Recinto debe atender, es problema de todos/as y afecta a cada persona que toca suelo en la Iupi. El hongo nos causa problemas de salud, y ocasiona el cierre de nuestros salones de clases. Comprendí que, como estudiante orgullosa de este Recinto, no puedo vivir bajo la conformidad de tomar clases en salones con condiciones insalubres.

Cuando visité el Departamento de Lenguas de la Facultad de Humanidades pude observar los efectos de la falta de salones por culpa de las clausuras de espacios “enfermos”. Profesores y estudiantes se expresaban con sentimiento. No podían creer que sus clases fueran en un vagón. ¡Un vagón! Lo primero que se aparece en mi mente es una caja llena de mercancía, y ¿¡hay gente tomando clase ahí?! Mientras escuchaba el testimonio de algunas profesoras me sentía impotente, sorprendida y confundida. Estudio en el primer centro docente de la Isla y no comprendo cómo puede haber personas que tomen clases en cajitas. Lo insólito es que ahora ni los vagones funcionan. Actualmente, tienen problemas con los acondicionadores de aires, lo cual hace casi imposible tomar clases dentro de esas cuatro paredes. Los árboles y el piso de los pasillos se han convertido en los nuevos salones de la Iupi. ¿Hasta dónde vamos a llegar? Quiero ser optimista pero a veces pienso que, en efecto, terminaremos tomando clases en el “parking”.

La tarea de conservar nuestros edificios no es tarea de uno. El problema es colectivo, cada día nuestra área de estudio se limita y el estudiantado no se unifica para hacer valer nuestros derechos. Pido conciencia sobre nuestro bienestar como estudiantes. Si no tenemos un lugar donde estudiar, no tenemos nada.

Read Full Post »

Gracias a todos los que asistieron a nuestro foro de “Agresiones contra periodistas”, la actividad fue todo un éxito. A continuación el enlace al artículo publicado en Universia, escrito por uno de los nuestros, Sergio Gutiérrez.

http://www.universia.pr/portada/actualidad/noticia_actualidad.jsp?noticia=32165

Read Full Post »

El lenguaje del nuevo periodismo

    Agencia EFE

  • Alex Grijelmo -presidente de la Agencia EFE- repasó la evolución del lenguaje informativo y declaró que debe encontrarse una nueva sintaxis para la era multimedios

Valencia, España – El presidente de la Agencia EFE, Alex Grijelmo, aseguró que el lenguaje en los nuevos medios de comunicación multimedia debe encontrar aún la sintaxis que le defina y permita heredar, gracias a la coordinación de texto, fotografía, audio y vídeo, la hegemonía del periodismo escrito y audiovisual.

Grijelmo participó en el I Congreso Internacional de Nuevo Periodismo, en la ciudad española de Valencia, en el que se dan cita expertos en comunicación, tanto tradicional como digital, de todo el mundo y estudiantes de Ciencias de la Información.

En una mesa redonda titulada “El lenguaje del nuevo periodismo”, Grijelmo repasó la evolución del lenguaje informativo desde la creación de los periódicos hasta la llegada del multimedia, pasando por la radio y la televisión.

Según recordó el presidente de EFE, el lenguaje de la primigenia prensa escrita bebía del literario, mientras que el radiofónico lo hacía de las noticias escritas en los periódicos y, a su vez, el inicio de la televisión evidenciaba el peso del texto leído, aunque fuera frente a una cámara.

La llegada de la combinación de diferentes elementos informativos en internet, en los medios multimedia, también recogió el legado de los periódicos y el lenguaje de la Red era idéntico, al principio, al que se utilizaba en esos medios de papel.

En todos los casos, argumentó Grijelmo, se dio el mismo rito: el nuevo medio “copiaba” el lenguaje de aquel que adelantaba, obligándole a adaptarse con nuevas formas y contenidos y, al mismo tiempo, avanzando hacia una forma propia y característica de comunicar lo que ocurría. En ninguno de esos estadios el nuevo medio acabó con su antecesor.

No obstante, según el periodista y escritor, el nuevo periodismo del siglo XXI debe encontrar aún su propio lenguaje pues arrastra el utilizado por los medios que combina en su producto digital, tanto los textos y las fotos como el contenido audiovisual.

“¿El periodismo multimedia nace contra alguien? Sí, contra todos, pero sobre todo contra la prensa”, señaló Grijelmo, quien reiteró que el futuro de los medios digitales pasa porque encuentren el lenguaje que dé sentido a la unión de información escrita y audiovisual.

A su juicio, “alguien encontrará la clave para dar con un lenguaje integrado”, donde se aúnen las distintas posibilidades informativas a disposición del usuario.

Consideró “lógico” que la noticia como tal pierda peso, paulatinamente, en la prensa “tradicional”, y que ésta se dedique especialmente al análisis de lo que pasa, fomentando géneros como el reportaje, la entrevista y la crónica y dejando la información puntual a los medios inmediatos de internet o telefonía móvil.

Alex Grijelmo señaló también que la Red “es la calle, el reflejo de nuestras vidas” y la ingente cantidad de información digital hará que el usuario deba seleccionar y, al final, el buen producto, aquel que integre la información suministrada al instante por las agencias de noticias, será el que tenga éxito.

“No soy muy optimista sobre que haya más democracia en internet de la que ya hay en la calle”, sentenció al ser preguntado sobre si la información digital democratizará el acceso a la información o favorecerá, por contra, la homogeneización de puntos de vista.

Publicado en el periódico El Nuevo Día el día 31 de octubre de 2006

Por:Leyra E. González

La Internet ha revolucionado la manera de recibir y difundir información. Con las diferentes plataformas de búsquedas, entiendase google.com,msn.com, yahoo. com, etc. , podemos encontrar datos sobre cualquier tema. (Y no entrar en el debate de los ‘blogs’ como medios de obtener información y ejercer periodismo). Se podría decir que en la Red estamos sobrecargados de noticias e informaciones provenientes de diferentes partes del mundo, personas, organizaciones, en fin… “por todos lados.

Coincido con Grijelmo en cuanto a que el público tendrá que escoger,seleccionar y señalar a qué noticias les darán credibilidad. La labor se duplica aún más para los periodistas quienes ante el derrame de informaciones que corren por la red tendremos que comprobar cada dato con fuentes confiables. Claro está, también habrá que seleccionar quiénes serán estas fuentes.

Además, el periodista tendrá que adaptar su manera de ejercer el periodismo integrando y haciendo uso de los nuevos medios ‘multimedias’ .

Estoy de acuerdo en la declaración de Grijelmo en considerar “lógico que la noticia como tal pierda peso, paulatinamente, en la prensa “tradicional”, y que ésta se dedique especialmente al análisis de lo que pasa, fomentando géneros como el reportaje, la entrevista y la crónica y dejando la información puntual a los medios inmediatos de internet o telefonía móvil.

El periodismo está cambiando…

Read Full Post »

Por Mariana Muñiz Lara, Secretaria de Información y Prensa APEP

Este texto fue escrito en diciembre del 2004.

Decir que la libertad de expresión es un principio por el cual estamos dispuestos a morir, para el periodista estadounidense John Seigenthaler, no es un cliché; es una realidad. Según el Centro Internacional de Periodistas, en los últimos cinco años se han reportado más de 30 asesinatos de miembros de la prensa en América.

Los asesinatos y amenazas contra la prensa fueron el eje de las ponencias presentadas, el pasado noviembre, en “Estados Unidos, Latinoamérica y Puerto Rico ante los desafíos de la libertad de prensa”, actividad donde se conmemoró el quinto aniversario del Centro para la Libertad de Prensa en Puerto Rico, en el Teatro Tapia, en San Juan.

La libertad de expresión y prensa es un derecho fundamental consagrado por las constituciones de todos los países de América. Garantiza a la ciudadanía el poder de emitir y publicar ideas por cualquier medio, sin ser censurados previamente, y sin sufrir represalias por parte del Gobierno, a menos que causen daños a la moral de otros o cometan delitos. La libertad de expresión constitucional, sólo está limitada en Cuba, condicionada a los fines de la sociedad socialista, y en Venezuela, donde se prohíbe el anonimato, los mensajes discriminatorios y la propaganda de guerra.

Sin embargo, en todas estas naciones, la libertad de prensa se ve amenazada, en menor o mayor grado, por: censura previa y posterior a la publicación, privación y destrucción de material informativo, presiones económicas de publicistas, el monopolio de los medios, agresiones verbales y físicas, persecución judicial a través de leyes de mordaza y desacato, intimidaciones, secuestros y asesinatos.

La impunidad ante estas acciones, según el periodista colombiano Javier Darío Restrepo, provoca pensar que la población percibe a los periodistas como empleados de una empresa, y no como “los ojos, oídos y lengua de la sociedad”. El director de los talleres de ética de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano señaló que es importante que los lectores reconozcan que “la prensa no es libre para sí misma sino para los demás”, y que cada vez que se atenta contra ella se violan los derechos de todos.

Pero, el peligro no es solamente externo. Seigenthaler, fundador del centro The Freedom Forum, advirtió que “el que los valores de libertad no sean respetados por la misma prensa es tan peligroso como la censura gubernamental”. La vigilancia interna, para evitar la censura previa y la trivialidad al decidir lo que es noticia, también fue señalada por el copresidente del Centro para la Libertad de Prensa en Puerto Rico y director de El Nuevo Día, Luis Alberto Ferré Rangel.

Seigenthaler, quien fue presidente de la Asociación Americana de Editores de Periódicos, apuntó que los medios se han herido a sí mismos al permitir que el presidente George Bush le mintiera al país a través de programas como 60 Minutes, de la cadena CBS, y al provocar la poca credibilidad de las encuestas sobre las elecciones.

Por su parte, Leonard Sussman, quien dirigió Freedom House y es considerado uno de los mayores defensores de la libertad de prensa en el mundo, indicó que su mayor preocupación es que las amenazas a al libre ejercicio del periodismo están ocurriendo “no sólo en países donde no hay libertad de prensa sino en países totalmente democráticos”.

Sussman subrayó que las medidas antiterrorismo en los medios de Estados Unidos atentan contra los derechos a la información y a la privacidad. Este periodista entiende que la libertad radica a nivel genético en los seres humanos, y que la censura se basa en el miedo a la pluralidad.

Una prensa sin censuras es necesaria, para Restrepo, porque “cuando la opinión pública está bien informada tiene las herramientas para enfrentarse al poder”. De acuerdo con José Jaime Rivera, copresidente del Centro para la Libertad de Prensa en Puerto Rico y presidente de la Universidad del Sagrado Corazón, el libre flujo de la información es “el antídoto por la democracia”, siendo la democracia el poder del pueblo.

Los medios de comunicación, como principales fuentes de información para la sociedad, deben ser los más grandes defensores de la libertad de expresión. Las nuevas tecnologías con las que trabajan los medios, aunque pueden estimular una mayor regulación, sirven para que las ideas se comuniquen abiertamente, según Sussman.

No obstante, no son los medios y sus tecnologías los que garantizan la libertad de prensa, sino los propios periodistas. Según Restrepo, “decir no a un soborno cuando la necesidad apremia o publicar después de una amenaza, eso es construir libertad de prensa”, y la mayor libertad es perderle el miedo a la muerte, por lo que los periodistas asesinados deben ser considerados “héroes de la libertad”.

Read Full Post »

Por Nicole M. Díaz González

Los anuncios que se han hecho sobre los despidos y la cancelación de noticieros en Telemundo y la venta de Televicentro a una compañía norteamericana han tomado por sorpresa a nuestro campo. Algunos han opinado que ésta es una simple consecuencia de la situación económica y de la globalización, que hay que aceptarla como tal y seguir adelante pero, ¿cuántos golpes bajos tiene que “aceptar” la prensa este año?

Como estudiante de periodismo con esperanzas de comenzar a trabajar en los medios durante el próximo año, esta noticia me dejó boquiabierta y decepcionada. Es un duro golpe ver como nuestro trabajo, nuestra vida y el que entendemos es nuestro deber de informar, es desplazado por programación enlatada de poca calidad. Es irónico ver esto pasar cuando cada día hablamos con frustración en COPU de la ignorancia de la sociedad en la que vivimos ocasionada por la falta de oferta y, pues hay que decirlo, por la falta de interés de las personas que prefieren ver novelas, programas de chismes y reality shows.

Creo que estoy en lo correcto cuando digo que muchos en COPU queremos trabajar para crear una sociedad llena de ciudadanos que participen en los procesos que la democracia les ofrece, que tomen decisiones informadas y que se involucren en la discusión y solución de los problemas que nos afectan. Es realmente doloroso ver como esos deseos y esas metas son tronchados al cerrarse los pocos espacios que quedan, que aunque de por sí no eran especialmente flexibles, al menos de vez en cuando ofrecen la oportunidad de llevar a la luz pública hechos realmente noticiosos.

Creo que este tema necesita ser discutido hasta el cansancio en todos los foros disponibles y estoy segura que al igual que yo deben de haber muchos compañeros preparándose para hacerlo. A los que no lo están haciendo, los invito. Recuerden que las personas que fueron despedidas y aquellos que ya están en el campo fueron afectados, pero en peor posición creo que quedamos los que no hemos comenzado aún, ya que se nos están cerrando las puertas sin que nos haya dado tiempo llegar a ellas. Creo también que abrir nuevas puertas está en nuestras manos. Ya que no podemos arreglar lo que estaba dañado (dígase los noticieros que en vez de buscar la noticia nueva, leen el periódico de ayer; la falta de material realmente noticioso y de reportajes investigativos; etc.) es nuestro deber empezar en cero, establecer un nuevo estándar de la prensa puertorriqueña y demostrar la importancia de nuestra profesión.

La primera reacción de muchos al ver como nuestro campo se achica es irse del País. No culpo a nadie porque eso fue lo primero que pensé también pero si lo hiciera siempre sentiría que huí, que abandoné mi País y mis ideales. Si no somos nosotros que los defendemos, ¿quién lo hará? ¿La multitud ciega de este país que aplaude el fin del noticiero para que empiecen las novelas y los chismes? Creo que ante un gobierno incapaz de ofrecer educación decente y rápido para (des)informar y confundir, tenemos nuestro trabajo delineado. Si no lo hacemos, ¿a dónde vamos a llegar?

Read Full Post »

Older Posts »